El robo de bebés recién nacidos fue una práctica iniciada en la Guerra Civil española, promovida por Franco, y practicada hasta los años ’80. Miles de adultos, hoy, no conocen aún a sus madres naturales. Actualmente, distintas asociaciones luchan para que el Gobierno español haga justicia con el pasado.

Seguir leyendo