La devastadora industria del agua embotellada ha convertido el agua potable natural en un producto de comercio. Mientras millones de personas carecen aún de acceso al agua potable, otras deciden saciar su sed con agua embotellada. Pero este acto, aparentemente inocente, esconde tras de sí mentiras que repercuten nefastamente en nuestra salud y en nuestro entorno.

Seguir leyendo